sábado, mayo 28, 2005

Cannes

Todo allí duraba 10 segundos. Y 10 segundos como mucho. Desde reparar en el blanco destellante de la última prenda de moda, hasta cranear la pregunta adecuada para un tipo como George Lucas – que por esos días se paseaba en un carruaje tan ornamentado como la calabaza transformista de la Cenicienta. Era la vedette de la fiesta. Hablo de Cannes. El festival de cine más soberbio y autosuficiente del mundo. Allí donde no necesitan pedirle permiso a nadie para exhibir e idolatrar películas que requieren más de dos cortados para empezar a conversar. Si a aquella profundidad de catálogo, le sumamos el pulular arrogante del último prototipo del cirujano plástico de moda y la mirada pasmada del journalista expectante, resultamos lógicamente sorprendidos. Es un momento culturo -festivo.

Me acuerdo cuando esperaba el carteleo de todos los próceres de Star Wars. Natalie Portman, George Lucas, Samuel Jackson, el joven Christensen y sus respectivos equipos de seguridad estarían ahí. Toditos para mí. En conferencia de prensa. Mientras yo pensaba en la pregunta más ingeniosa para incomodarlos y sacarles una sonrisa (el giro festivo), a mi lado una decena de guionistas hambrientos violaban cualquier tipo de seguridad para entregarle su historia a Lucas (el giro culturo – aspiracional) . Yo aquí – pensaba - entre la utopía necesitada de algunos soñadores, y la gratuidad garantizada (la mía) de tirar la piedra (o el chiste) y esconder la mano. Vértigo total.

Los hiper famosos no son intimidantes. Contesto de pasada a la gran pregunta de tantas parrillas. ¿Qué onda Sharon Stone? ¿Cómo es estar cerca de Naomi Campbell? Son imposibles, son sólo 10 segundos, miden 15 centímetros más que tú, te parecen absolutamente inflables y jamás las podrás besar. Mickey Rourke y Benicio del Toro ya se tomaron toda su cuota y no distinguen a un fan de un crítico. Natalie Potman andaba con el síndrome de la polilla VIP. Persiguiendo luces y cámaras, pero sólo algunas. El niño Christensen con la boca abierta. Por primera vez un guardia personal y miles de personas tratando de tocarle la mano a Darth Vader antes de ser Darth Vader. Para Samuel Jackson era una más. Para Lucas, la mejor.

El resto, montones de películas que ojalá vengan pronto. “Sin City”, el último desborde de Robert Rodríguez - un western futurista con estética y look de comic - con el casting más desordenado de Hollywood; Gus Van Sant con “Last Days” y los últimos días de Court Cobain; “Broken Flowers”, con un espléndido Bill Murray interpretando a ese maravilloso perdedor que tan bien le sienta y, por supuesto, Robert Downey Jr. en el principal de “Kiss, Kiss, Bang, Bang”. Confirmando que se ha pasado tanto tiempo en la cárcel, como perfeccionando su actoralidad.

Los franceses no hablan inglés. O sea, lo hablan, pero les carga. Tomaron la decisión de no contaminarse. Eso de que el inglés es el idioma universal y de que un país del primer mundo debería parlarlo con fluidez, les pega en los huevos. Sólo se entregan cuando alguien les dice que su bandera le copió los colores a la chilena o que su himno nacional (La Marselleisa) no es el más bello del mundo, ahí se largan como loros. Calentarlos con lo de la Baguette es imposible. Claramente les pertenece y está bueno.

Todo el mundo estaba ahí. El periodista extraviado (como yo), el enviado especial, el corresponsal, el crítico especializado, el cineasta frustrado en el papel de periodista con credencial, el actor de películas B, el freak convencido, la lolita recién aperada, el veraneante pasmado, actores callejeros, estrellas de limusina, ratas de cuneta y, entre ellos, uno que otro observador anónimo, víctimas apetitosas de una fiesta sólo para acreditados. Cannes se encarga todo el tiempo de remarcarte lo que no eres.

Salimos a las 11:30 del hotel. Un auto chocado, el placer de haber vomitado más de alguna vez por el balcón para abajo, una maleta atiborrada de equipos (sobrepeso seguro en el aeropuerto de Niza) y la certeza de haberlo pasado bien. Más allá de lo conseguido – caras, entrevistas furtivas, figurillas aspirantes y una que otra conquista – abandonamos sin culpa, o, como dijo mi camarógrafo, Pepe Grillo: “Si es que no hubiéramos estado con las antenas tan paradas en Cannes y hubiéramos guateado con las notas, se acaba la risa en Santiago”.

Iván Guerrero

viernes, mayo 27, 2005

Y qué tanto. Perdió Fernandito, pero igual dejo el link de Garros. Hay otras piernas notables qué mirar XD

jueves, mayo 26, 2005

Explicando lo explicable

Estimados oyentes-lectores:
Sólo me hago presente para hacer dos alcances acerca de este humilde blog que cada día cobra más fuerza y popularidad ^^
A su costado derecho observarán que hemos agregado algunos links de interés. Irán renovándose continuamente, de acuerdo a los temas más importantes que creamos merezcan un vistazo adicional. Por lo pronto, los dejo a un click de Electoral.cl, donde pueden informarse de todo el vertiginoso operativo político del que vamos a ser víctimas hasta diciembre (Qué va, lo seremos toda la vida ¬¬), desde cómo inscribirse en el registro hasta las últimas novedades con nuestros flamantes candidatos. También está la página oficial del Festival de Cannes, para quienes quieren averiguar todos los detalles sabrosos, y, cómo no, la página de Roland Garros. Esto porque, tal como pueden notarlo, soy fan de las piernas de Fernando González y tengo fe en que puede darnos una grata sorpresa en este torneo. El link lo dejo especialmente para los trabajólicos, ya que por ahí se puede acceder al marcador en directo sin tener que abandonar el escritorio para esconderse en el baño con el televisor de bolsillo. Fuerza bombardero!!

Eso sería. No se pierdan Lost (AXN) y Huff (A&E Mundo). Cya.
Fran

P.D.: Ya está casi todo el blog en castellano (comandos, referencias y demases), para los que se sienten incómodos con el idioma extranjero. O para los que no entienden nada. En TCM te hacemos la vida más fácil (léase en tono de jingle).
P.D.2: El link de la radio (Horizonte.cl) es vitalicio. Se entiende, no? XD

Lex Luthor frente a Superman

Pato Navia estuvo en el programa y fue tajante: Adolfo Zaldivar es como Lex Luthor y Alvear como el Superman debilitado por la criptonita. La pregunta es: ¿porqué odia tanto Lex Luthor a Superman? nadie lo sabe. Navia sí: dice que los odios ancestrales entre la dupla Martinez Alvear y su colorina persona justifican las zancadillas y las cuchilladas. Y un hombre que vive del análisis político se lamentaba de esta forma: "¿qué le pasa a los políticos? hay que llevarlos a todos al diván".
La cosa uno la ve más o menos así: todos ponen cara sonriente tras las lágrimas de la bajada de la candidatura. Están picados loos alvearistas, confrontacionales los adolfistas y desconcertados quienes quisieron votar por Alvear en las primarias y la oyeron repetir hasta el cansancio que no se bajaría.
Pero a la hora de las verdades, nadie pela a nadie frontalmente en público. La gracia de la DC es que estila lavar la ropa sucia en casa. Y les resulta.
Mientras tanto Lavín reparte discursos conciliadores, sus secuaces lanzan veneno a los 4 vientos. Contra Piñera, contra la DC, contra quien se les atraviese. ¿Cómo tanta desconcexión? cómo pueden pertenecer a la msima candidatura, al mismo proyecto, espíritus tan distintos?
En fin. Eso sería.
Saluditos a todos.
CAROLA

jueves, mayo 19, 2005

Todos contra Todos

Por fin se puso entretenida esta cosa. No sólo porque la actualidad comenzó a generar más noticias, sino que porque nos encontramos en un nuevo escenario político, que ya no se encuentra divido en izquierdas o derechas.
¿Hemos vuelto a la dinámica de décadas anteriores, donde jugábamos a los tres tercios? No lo creo, pero sí creo que es posible volver reformular el mapa político actual.
Desde que Piñera proclama su candidatura, Michelle Bachelet es desplazada hacia la izquierda del mapa, Lavín aún más hacia la derecha y Soledad Alvear ocupando un puesto gravitante más que trascendente. Idea que, hasta hace dos semanas, no se encontraba en la mente de ninguno de nosotros. De hecho, se seguía apostando a los candidatos "de centro". Era imposible posicionar a Lavín como un hombre de extrema derecha, tendiendo el apoyo de RN; y a Bachelet, como una mujer de extrema izquierda (como así la quiso mostrar el Diputado Moreira al decir que dormía con un terrorista), teniendo el apoyo asegurado de la DC en caso de que triunfe en las primarias.
Si hay algo en que Sebastián Piñera tiene razón -y lo dijo en Todos contra el Muro-, es al decir que existe una diferencia sustancial y un mundo votante elemental, entre Bachelet y Lavín, pero esto recién se hace patente con su irrupción en la carrera presidencial.
Ahora, tenemos que esperar un par de meses todavía y mientras lo hacemos, les propongo jugar, generando posibles escenarios, digo, para entretenernos en algo...:

1- Soledad Alvear decide bajar su candidatura en pos de un mejor escenario para su partido para negociar los cupos parlamentarios. Tenemos 3 candidatos el 11 de diciembre.
2- Michelle Bachelet gana las primarias y la Democracia Cristiana pierde aún más fuerza dentro de la Concertación, al no tener piso para negociar ni diputados, ni senadores y, mucho menos, presencia en un próximo gobierno. Piñera logra una alta votación el 11 de diciembre, aunque no le alcanza para ganar a Bachalet y Lavín, así que le ofrece a la DC formar un nuevo pacto con mayor porcentaje de votos, consiguiendo la representación del centro político.
3- Una vez realizadas las primarias y al ver el éxito apabullante del bloque PS-PPD-PRSD (como le gusta decir a Iván), la DC decide llamar a votar por Piñera en primera vuelta, rompiendo el pacto de gobierno y generando un caos político de grandes magnitudes (que no podemos negar sería de los más entretenido) y cambiando el mapa político definitivamente, dejando con mayor incertidumbre el resultado del 11 de diciembre.
4- Piñera baja su candidatura -como ya lo ha hecho en varias ocasiones-, se realizan las primarias, pierde la DC, gana Bachelet. Llegamos al 11 de diciembre, y quién sea que gane de los candidatos, seguramente vamos a seguir igualito igualito, a 6 años atrás; y, al final, después de todo este caos y las millones de especulaciones, no pasa absolutamente NADA...

Y así podemos seguir especulando. Por el momento les propongo esos escenarios, ojalá que nos sorprendamos...

Nicole Douglas
Productora Todos contra el Muro

domingo, mayo 08, 2005

MI MEJOR ENEMIGO

El Sábado vi en el cine Mi Mejor Enemigo. Linda película, cálida, luminosa. En algunos puntos un poquito lenta, quízás algo fome en otros, pero básicamente una super buena película. Los protagonstas son los mismos pelados que mientras cuidaban el territorio en la Patagonia ante una inminente guerra con Argentina, en Santiago eran obligados a las más inimaginables atrocidades en nombre del régimen. Pobres pelados. En la Paragonia y en el resto de Chile. Obligados a hacer el trabajo sucio. Como un recluta lamado César que hace pocos días murió de un disparo en la cabeza en medio de un entrenamiento nocturno. Llelvaba un mes adentro. Los entrenamientos son con balas de verdad, nos enteramos. Los conscriptos no usan cascos, supimos tras la muerte de César. Seguramente él estaba en ese regimiento porque a él y a sus padres les pareció una buena forma de buscar horizontes, de hacer un camino profesional. Un niño de buena situación económica ni se la piensa. Esto no pasa sólo en Chile, es una cuestión universal. Y dolorosa. En la película de Alex Bowen, lo más patético -y que pasó de verdad- es que al volver a sus ciudades de origen, nadie les dio las gracias ni los condecoró por haber vivido días duros donde termina la patria. Lo mismo deben sentir quienes, siendo cabros, cumplieron órdenes horrorosas y deshonrrosas que los traumaron de por vida.

Por estos días cualquiera puede ser tu mejor enemigo. El gobierno, por ejemplo. Cuando boicotea una campaña pro incsripción electoral potente, bien pensada. La cancelan porque les da susto que algunas señoras se escandalicen con el dedo del medio o con la raya del poto. Una cuestión de locos. Qué es esto? un gobierno prpgresista? porque qué nos queda para un gobierno conservador...

A propósito, la campaña está que arde. Lavín empoderado y con el pecho inflado. Era que no, después del numerito de las precandidatas en el debate televisado. Lo que pasó el miercoles en Casa Piedra anduvo bastante mejor, sobre todo para Bachelet, que a punta de Power Point quiso explicar que no iba a andar hippieando cuando gobierne. Fue harto más explícita en eso del diálogo social y le puso enjundia a su presentación, aunque ¡por Dios que se tupe y titubea! `pasa sobre las palabras como si no las pensara, se ataranta, da un poco de desconfianza. Nadie dice que la cosa sea fácil. Pero meterse en esas lides requiere cabeza y mateísmo. La Alvear eligió el camino fácil: tirarle palos a sus contendores. Lavín aprovechó esa actitud "trivelista" y se los devolvió. Todos y cada uno de ellos. Y mientras tanto Lagos está preocupado porque nadie se hace cargo de sus logros y las canidatas andan de las mechas. Por su lado, cada día son más quienes lamentan profundamente que Insulza no haya sido el candidato de la Concertación. Y por ahí dicen que esta semana Piñera exige primarias con Lavín y el choclo se comienza a desgranar. No es fácil este Chile lindo, pero hay que puro bancárselo.
CAROLA URREJOLA